Cartagena

Qué hacer en el invierno en Cartagena

Conoce qué hacer en el invierno en Cartagena y cómo disfrutar de esta estación del año. La ciudad ofrece las más variadas opciones para disfrutar del clima frío de la estación, desde apreciar la cultura local hasta probar deliciosos platos típicos del invierno. No se pierda nuestros consejos para disfrutar de su viaje durante el invierno en Cartagena. ¡Siga leyendo!

¿Cómo es el invierno en Cartagena?

El invierno en Cartagena va de mediados de junio a mediados de septiembre, pero es casi como si fuera de mayo a noviembre. Es la época más fresca del año, con temperaturas que van de los 23 ° C a los 30 ° C, pero a pesar del clima agradable, hay muchas lluvias en esos meses, con pico en octubre. La temporada de huracanes va desde junio a noviembre. Con los días más nublados y las caídas de agua, los paseos al aire libre quedan limitadosy las calles llenas de agua. Pero, como el tiempo es inconstante en Cartagena, podrá también tener días de sol sin lluvias en esta estación.

Disfrutar las fiestas nocturnas

La vida nocturna en Cartagena de Indias está bien animada. Hay muchas opciones de bares y restaurantes con espacios cerrados, cubiertos y más cálidos. Uno de los lugares más buscados es el Mirador Café de Mar, principalmente cuando ocurre la puesta del sol, ya que tiene una hermosa vista del astro que se encuentra con el mar. También hay lugares famosos como el Cafe Havana y el Donde Fidel Salsa Club, con la tradicional salsa. Para bailar, conozca el Babar o el Mister Babilla.

Explorar Bocagrande

Bocagrande es una estrecha franja de tierra conectada a Cartagena de Indias que por supuesto debe incluir en su recorrido por la ciudad. Es la zona de las playas, los hoteles frente al agua como el famoso Cartagena Plaza y edificios modernos. Si quiere hacer compras o incluso comer en un buen restaurante, desde los de la alta gastronomía y más caros hasta las redes de comida rápida, Bocagrande también es el lugar.

Recorrer el centro histórico de Cartagena

El casco antiguo de Cartagena de Indias es hermoso y realmente vale la pena ser visitado. En esa zona, encontrará algunas tarjetas postales clásicas, como la Torre del Reloj, donde quedaba la entrada a la Ciudad amurallada. ¡Sólo recuerde marcar el paseo en un día sin previsión de lluvia! El reloj está sobre una construcción y desde que fue colocado en el siglo XIX, encanta a los turistas y los residentes. La Catedral de Cartagena y la Parroquia San Pedro Claver, ambas construcciones religiosas pero muy diferentes, también quedan por aquí. La Parroquia data de 1580, mantiene el cuerpo de San Pedro Claver, que ayudó mucho a los esclavos. La arquitectura de este lugar es fantástica, muy bien detallada, con una decoración de esculturas muy interesantes. La Catedral, que se encuentra frente al Palacio de la Proclamación (sede del gobierno y otro lugar para incluir en la lista de qué hacer en Cartagena de Indias), fue la primera iglesia de la ciudad y por lo tanto tiene una importancia histórica. Por último, más cerca del mar, está el Teatro Alfonso Mejía que vino de las ruinas de la iglesia Merced, en 1625. Hoy, es escenario de grandes espectáculos.

Visitar la Iglesia y la Facultad de Santo Domingo

Dentro del centro histórico, las dos construcciones, ubicadas una al lado de la otra, son las más antiguas de Cartagena de Indias ya que datan del siglo XVI. Las puede encontrar en la Plaza San Domingo, donde también hay un estatua en homenaje a Fernando Botero y restaurantes y cafés muy bonitos para pasar el tiempo. Son lugares interesantes para parar en su paseo por Cartagena, ya que están cubiertos y muchas veces, climatizados (óptimo para huir de eventuales lluvias).

Conocer Las Bóvedas

En el extremo noroeste del centro histórico, haga un paseo por ese amplio pasillo con varios arcos encima de su cabeza, y conozca las tiendas interesantes y originales, vendiendo artesanías y souvenirs. Las Bóvedas corresponden a un enorme y antiguo edificio que fue cárcel de la ciudad y hoy es un mercado, óptimo no sólo para quien quiere hacer compras, sino para comer refugiado del frío o lluvia durante el invierno. Son muchos y pequeños establecimientos, entonces planee pasar un rato largo por aquí. La entrada es gratuita.

Related Articles