Qué ver en Carcassonne, Francia

Carcassonne es una ciudad de la región de Occitana, en el sur de Francia, a mitad de camino de Perpiñan y Toulouse. Es famosa por su ciudadela amurallada medieval, la Cité, el segundo monumento más visitado de Europa y elegida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997. Sus inmensos castillos medievales datan desde la Edad Media y caminar por sus calles empedradas y admirar sus torres y fortificaciones te remontarán al pasado.

Además de su ciudadela, la industria vitivinícola y el turismo son las principales fuentes de ingresos de la zona. Carcassonne está repleta de bares, cafés, boutiques con productos locales y mucho más, lo que la convierte en uno de los lugares turísticos más populares de Francia. Quédate y disfruta todo lo que tiene Carcassonne para ti.

Síguenos en este recorrido a través de la Ciudadela medieval y la ciudad baja o Bastide Saint Louis para descubrir los más pintorescos rincones de la ciudad.

Ciudadela medieval

Es una de las ciudades fortificadas más fabulosas de Francia y Europa, ubicada cerca del río Aude. Visitar este lugar es retroceder el tiempo y cada edificio y estructura te hará recordar su historia. Popularmente llamada “La Cité”, es Monumento histórico de Francia, Patrimonio de la Unesco y está catalogada como “Grand Site nacional“, que significa que es un espacio natural protegido.

Alrededor del año 1849 se encargó la remodelación de la ciudad fortificada a Eugène Viollet-le-Duc, arquitecto y arqueólogo famoso por sus restauraciones de edificios medievales, y a él debemos la espléndida fortaleza que hoy se puede visitar. Tiene un sistema de defensa excepcional y hoy se la considera la fortaleza de mayor complejidad y calidad de toda Europa. Dentro de la Cité se pueden visitar el castillo Condal y la Basílica de Saint-Nazaire.

Castillo Condal

Situado dentro de la Cité, fue construido en el siglo XII como residencia de los vizcondes de Carcassonne.

Basílica de Saint-Nazaire

Ubicada dentro de la Cité, fue la Catedral de Carcassonne hasta 1801, cuando fue reemplazada por la Catedral de San Miguel en la ciudad baja o burgo de Saint-Michel. Es una Basílica menor y Monumento Histórico. data del siglo XI y fue ampliada en el siglo XIII en el estilo gótico predominante en Francia.

La Bastide Saint Louis

La Bastide Saint Louis es la otra parte de la ciudad situada en la margen izquierda del río Aude. Si bien no es tan famosa como su vecina la Cité, la Bastide Saint Louis tiene muchos rincones, edificios restaurados y calles estrechas para recorrer. A los residentes les encanta decorar sus balcones con flores y plantas.

La Bastide es una cuadrícula organizada en torno a una plaza central, llamada Plaza Carnot o plaza de las hierbas, adornada con la Fuente de Neptuno y donde se celebra un mercado de frutas, verduras y productos como vinos, quesos y platos típicos, los martes, jueves y sábados. Definitivamente es un lugar que no hay que perderse, para cenar y hacer compras. La plaza está rodeada de cafés y restaurantes.

Dentro de la Bastide podemos visitar el Boulevard Barbés, uno de los bulevares que se trazaron en los siglos XVIII y XIX sobre los antiguos fosos. Recorriendo este Bulevar encontrarás la Puerta de los Jacobinos (una reconstrucción de 1779 de una de las cuatro puertas que daban acceso a la ciudad baja) y la Catedral Saint-Michel.

Catedral de Carcassonne

La Cathédrale Saint-Michel de Carcassonne fue realizada en el siglo XIII como iglesia parroquial. Fue posteriormente destruida y reconstruida en el siglo XIV. En 1803 fue declarada catedral, reemplazando a Saint-Nazaire, situada en la Cité. Es Monumento Histórico y sede del arzobispado de Carcassonne. Llama la atención su torre cilíndrica de aspecto militar y en su interior tiene obras magníficas como el altar mayor realizado en mármol blanco. No esperes más y visítala, sentirás paz y tranquilidad.

Iglesia de San Vicente

Ubicada también en la Bastide, es una bonita iglesia de estilo gótico, con bóvedas altas y una amplia nave. Cuenta con una torre campanario con 47 campanas que se ve desde toda la ciudad. En el interior está decorada con una gran colección de obras y pinturas que conforman un rico patrimonio artístico.

El portal principal tiene cuatro hermosas estatuas de piedra del siglo XIV, que representan a San Vicente vestido de obispo, a San Luis, el fundador de la ciudad y los dos apóstoles.

Canal du midi

El Canal du Midi, Patrimonio de la Humanidad, es un canal navegable construido en el siglo XVII para unir el río Garona (en Toulouse) con el Mar Mediterráneo. Gran obra de ingeniería de 260 km de largo, hoy es el canal navegable en funcionamiento más antiguo de Europa.

Visítalo en la ciudad baja de Carcassonne, para ver el juego de esclusas y un pequeño puerto desde donde se pueden realizar excursiones en barco.

Lac De La Cavayere

El lago de la Cavayere está ubicado cerca de la ciudad medieval, en un entorno natural donde se ubica el complejo de ocio Raymond Chésa, un lugar para caminar y relajarse, hacer un tranquilo picnic a orillas del río, pasear en botes de pedales, divertirse en juegos acuáticos inflables, realizar remo o jugar voleibol de playa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.5)

Deja una respuesta