Qué hacer en Normandía, Francia

Normandía, provincia en la costa norte de Francia, fue durante el siglo IX colonizada por vikingos de los cuales tomó su nombre actual. Durante los siglos siguientes, se libraron muchas batallas entre Inglaterra y Francia, pero la mayor tuvo lugar en 1944 cuando las fuerzas aliadas se la arrebataron a los ocupantes nazis.

Es donde se encuentra la playa de Omaha, lugar del célebre desembarco del Día D y la famosa isla del Monte Saint Michel con su abadía gótica. En Normandía encontrarás edificios medievales, campos de batalla, mucha historia y excelente gastronomía.

Mont Saint-Michel

El Arcángel Miguel durante el siglo VIII, ordenó que se construyera una iglesia en la colina de la isla a pocos metros de la costa de Francia. Siglos después, se añadió una abadía benedictina. El Mont Saint-Michel es uno de los atractivos más singulares y famosos de Normandía y fue declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco. Tómate tu tiempo para explorar el pueblo pintoresco surgido en la Edad Media, sus callejuelas, negocios, restaurantes y la impresionante abadía de estilo gótico construida sobre las rocas.

Este pintoresco lugar se encuentra sobre el Canal de la Mancha a solo 250 km de París. Si llegas en coche, hay un bus gratuito cada 15 minutos que viene incluido con la entrada a la abadía. No se puede llegar a la abadía en coche. Hay que dejarlo en el parking y hacer el recorrido en el bus o caminando durante 2,5 km.

Si llegas en tren o bus a Pontorson, el pueblo más cercano, hay buses que te llevan directo a la abadía.

Rouen

Rouen, capital de Normandía, atrae visitantes por su hermosa ciudad vieja con sus famosas casas con fachadas de entramado de madera, sus callejuelas y sus iglesias góticas.

Pero aún es más célebre por haber sido el lugar del martirio de Juana de Arco, condenada y quemada en la hoguera en 1431, en la plaza del Vieux Marché.

Caen

Caen cuenta con muchos monumentos históricos como la abadía de los hombres, hoy ayuntamiento, junto con su iglesia de San Esteban (Saint-Etienne) donde descansan los restos de Guillermo el Conquistador y Duque de Normandía. También se pueden visitar la abadía de las damas, las iglesias de San Pedro y San Juan y el Castillo Ducal de Guillermo el Conquistador.

Otro programa encantador para realizar en Caen es visitar sus mercados callejeros como los de Saint-Sauveur que se celebra los viernes y el Saint-Pierre los domingos, donde encontrarás exquisitos productos típicos como los famosos quesos Camembert, Livarot y Pont l’Eveque.

Etretat

Una ciudad turística pequeña en el Canal de la Mancha, mundialmente conocida por sus acantilados, arcos naturales y la aguja que es una formación cónica de 80 metros. Desde el malecón del pueblo y la playa de guijarros se pueden observar estos arcos. Son muy famosos los acantilados (Falaises) de Aval y de Amont. La colina de arriba con la Capilla de Notre Dame ofrece una panorámica increíble. Este lugar es famoso por ser el último lugar donde se vio el Pájaro Blanco en el año 1927. El biplano fue pilotado por dos pilotos franceses que esperaban ser los primeros en volar el Atlántico sin escalas. Nunca más se les volvió a ver.

Playas del Día D

El famoso Día D tuvo lugar el 6 de junio en el año 1944, durante la segunda guerra mundial en el que las tropas de los aliados desembarcaron en las playas de Normandía. La misión era liberar Francia y luego el resto de Europa de la ocupación de la Alemania Nazi. Antes de que culminara esta batalla, más de 100.000 soldados fallecieron en las playas de Omaha, Gold, Utah, Sword y muchos alemanes en las batallas del tramo de 80 kilómetros de la costa francesa. Hoy en día, las playas del Día D están marcadas por cementerios de guerra, monumentos y museos.

Bayeux

Bayeux fue fundada en el siglo I a.C, popular por el tapiz Bayeux, una obra de bordado de 70 metros de largo que incluye más de 75 escenas de Guillermo el Conquistador que invadió Inglaterra en el año 1066. 900 años después se convirtió en la primera ciudad francesa liberada de los nazis en la invasión del día D. Es un lugar perfecto para explorar y aprender sobre historia. No dejes de visitar la catedral gótica Notre Dame consagrada en el año 1077.

Honfleur

Honfleur es una ciudad muy pintoresca en el estuario del Sena. Popular por las casas cubiertas de pizarras gracias a pintores de los siglos XIX-XX. En la Edad Media, Honfleur fue un centro muy importante de comercio marítimo.

Luego de conocer la zona, detente en la iglesia más grande de Francia, la Santa Catalina. Un campanario separa las dos naves y está rematado con una escultura de Catalina sosteniendo una rueda y una espada. Los músicos decoran el balcón renacentista. Otras atracciones incluyen dos viejos graneros donde se almacenaba sal para preservar el pescado y un balandro para la pesca de cangrejos.

Giverny

El célebre pintor impresionista Claude Monet, amó Giverny desde el primer momento que observó la ciudad desde la ventana de un tren. Luego se mudó allí, creó jardines y pinturas hermosas como Lirios de Agua, una de las razones por la que los turistas visitan la ciudad. Recorre la casa y los jardines para apreciar su arte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 4.8)

Deja una respuesta