Nimes, una Roma en miniatura en el sur de Francia

Visitar Nimes, en el sur de Francia te sorprenderá. Esta pequeña Roma tiene mucho para ver, una impresionante historia y mucha cultura para ofrecer. Te invito a que conozcas lo mejor de Nimes.

La herencia romana de Nimes es tan grande que la ciudad es a menudo apodada “la Roma francesa”.

Para seguir las huellas romanas, es muy buena idea sacar el ticket “Nîmes romaine” por 13€ que incluye el acceso a La Maison Carrée, Les Arenes y la Torre Magna,

Anfiteatro Les Arénes

El Anfiteatro Les Arénes es una de las principales atracciones de Nimes e ícono indiscutible de la ciudad. Parecido al Coliseo romano, es el anfiteatro romano mejor conservado del mundo. Construido en los años 27 a.C. cuando Nimes era conocido como Nemausus.

Una vez que cayó el Imperio Romano, este lugar fue reformado varias veces, albergando un palacio y posteriormente una comunidad dentro de sus murallas de 21 metros de altura. Desde el siglo XIX es considerada como la plaza de toros local, capaz de albergar más de 20.000 espectadores. Actualmente se presentan conciertos importantes. Una visita a la Arena cuesta 10€ o está incluida en el pase “Nîmes romaine” de 13€. Afuera te puedes sacar fotos con las estatuas del torero y del toro en plena faena.

La Tour Magne, Nimes

Entre los restos romanos nos encontramos con la Tour Magne, lo que queda de las murallas romanas construidas durante el período de Augusto César. Ubicada en el monte Cavalier, es una torre de piedra de alrededor 18 cm de altura construida en el año 15 a.C. con la finalidad de defender la ciudad romana.

Esta Torre ha sobrevivido a la prueba del tiempo, a pesar que fue utilizada durante la Guerra de los Cien Años.

Desde lo alto de la torres, podrás admirar las vistas de Nimes. La vista de la torre también hace apreciar lo plano que es el campo más allá de los límites de la ciudad. La entrada a la torre cuesta 3,5€, pero también está incluida en el pase “Nîmes romaine”.

Maison Carrée

Si te gustan los templos romanos seguro quedarás impresionado por la Maison Carrée. Es uno de los templos mejor conservados de Francia. Esto se debe principalmente a que el templo fue usado para diversas funciones, ayuntamiento, iglesia, archivo documental, museo y actualmente, Monumento Protegido.

Se han hecho varias obras de restauración en el edificio, incluso en el año 2000. La entrada a la Maison Carrée cuesta 6€, pero también está incluida en el pase “Nîmes romaine”.

Templo de Diana, Nimes

Muy cerca de los Jardines de la Fontaine se ubican las ruinas al aire libre del Templo de Diana. A pesar de su nombre no es un templo ni estaba dedicado a Diana. Como parte de un santuario más grande, los restos que se ven aquí eran probablemente los de una biblioteca.

Quai de la Fontaine

Se trata de un canal que pasa entre las casas antiguas, donde fluye el manantial bajo los Jardines de la Fontaine. Dichas vías fluviales se ampliaron en el año 1740 con la finalidad de albergar más agua del manantial. Hay una verdadera sensación de paz y serenidad en el canal mientras se camina a lo largo de sus suaves cascadas y fuentes.

Casco antiguo de Nimes

Visita el casco antiguo y sus encantadoras calles peatonales. Observarás edificios antiguos, plazas como la Place du Marché o las cascadas de la Place du Chapitre. También se puede ver el Tour de l’Horloge, la torre del reloj de la ciudad.

Explanada Charles-de-Gaulle

Al llegar a la estación de tren o de autobuses te sorprenderá la Explanada de Charles-de-Gaulle, un antiguo y famoso boulevard con fuentes que le dan al parque una experiencia acogedora. Está rodeada de arquitectura al estilo neoclásico, como la Église Sainte Perpétue. Muy cerca de la plaza se encuentra un conmovedor monumento conmemorativo del final de la Primera Guerra Mundial.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 4.3)

Deja una respuesta