Castillo de Chenonceau: el más maravilloso del Valle del Loira

Los Castillos del Loira (Loire en francés) son un conjunto de castillos situados en el curso medio y bajo del río Loire, en el centro de Francia. En su mayor parte fueron edificados, o reconstruidos, en la época del Renacimiento francés, en los siglos XV y XVI, cuando el poder de los reyes descansaba en las riberas del río, sus afluentes y sus proximidades.

El Chateau (Castillo en francés) de Chenonceau se ubica muy cerca del pueblo Chenonceaux en Indre-et-Loure del Valle del Loira, en el hermoso entorno del río Cher rodeado de jardines en las terrazas y riberas. Está a poca distancia de Amboise y se trata de uno de los castillos más visitados del Valle del Loira y uno de los más elegidos por los turistas cuando visitan la zona.

Historia del castillo francés Chenonceau

Antiguamente Chenonceau incluía una casa señorial, un castillo fortificado y un molino. Thomas Bohier los limpió con la finalidad de crear espacio para el actual castillo Chenonceau a principios del siglo XVI. El castillo pronto pasó a manos del rey Francois I cuando el hijo de Bohier no pudo pagar sus deudas y luego al rey Enrique II, quien le dio el castillo a su amante Diane de Poitiers, duquesa de Valentinois.

Fue Diane quien le agregó un toque romántico al puente arqueado, que actualmente es una pieza emblemática del castillo. Incluyó jardines rodeando al castillo, convertido al mejor estilo tradicional francés con arbustos meticulosamente pequeños. Los jardines y el puente le dan una vista única al castillo Chenonceau.

Diane hizo que el castillo se convirtiera en un lugar admirable, lo que provocó que cuando el rey Enrique falleció, su viuda, Catherine de Medici,  lo quería para sí misma y obligó a Diane a vivir en el castillo de Chaumont para poder vivir en Chenonceau.

Catherine de Medici le dio otro aspecto al castillo, agregó la galería a lo largo del puente y mejoró los jardines.

Luego de la muerte de Catalina de Médicis, este castillo cambió su apariencia varias veces por más de 150 años.

Durante el siglo XVIII, este castillo alcanzó popularidad bajo la propiedad de la familia Dupin y se convirtió en centro de intelectuales y figuras notables como Rousseau, Voltaire, Buffon y Montesquieu que asistían a reuniones en el castillo.

Que ver en el castillo de Chenonceau

Tanto los extensos jardines como el castillo están disponibles para los visitantes, junto con atracciones recientes como un laberinto de tejo. Además puedes realizar una visitada guiada o explorar por tu propia cuenta con el folleto que te proporcionan.

Tan pronto inicies tu recorrido, quedarás impresionado por el castillo de estilo renacentista, el bello entorno y la torre redonda de Marques.

El interior del castillo Chenonceau

En el interior tiene impresionantes objetos como muebles, tapices, ornamentos, chimeneas y elementos decorativos. Verás habitaciones como el salón principal, la capilla, las cámaras reales, la biblioteca, las galerías, todos amuebladas como en siglos pasados.

No puedes perderte la galería principal al otro lado del río, perfecta para celebrar fiestas, la Sala de la guardia, la cantería en el pasillo y la escalera, así como los revestimientos de paredes en varias habitaciones.

Las cocinas ocupan la mayor parte del sótano del castillo y son realmente fascinantes. Incluso el comedor es muy lujoso. Asimismo hay salas para cocinar, una gran dispensa, sala de cocina principal y carnicerías.

Los jardines del Castillo de Chenonceau

Luego de explorar el Castillo puedes disfrutar de los jardines de Diane Poitiers y Catherine de Medici, Son impresionantes, con bosque, estatuas y laberintos. Desde los jardines podrás admirar el exterior de la galería del castillo al lado del río Cher.

Puedes visitar la granja del siglo XVI, con jardines y flores hermosas. Esta granja fue renovada en el siglo XVII.

Costo de la entrada al Castillo de Chenonceau

La entrada al castillo y jardines tiene un costo de 12,5 euros y 9,50 para niños. Este castillo está abierto todos los días, incluido navidad y Año Nuevo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja una respuesta