Cuenca

Parador de Alarcón: alójate en un castillo medieval

Parador de Alarcón: alójate en un castillo medieval. Este post te permitirá conocer este magnífico hotel con aires medievales y moriscos, en la localidad de Alarcón, a 80 km de Cuenca, en Castilla la Mancha, España.

En Alarcón, todo destila aroma medieval. Es un pueblo único, con su estructura amurallada sobre un cerro rocoso, construida antiguamente con el objetivo de defender la ciudad. Pero sin duda, el máximo exponente medieval es su castillo, hoy convertido en Parador de Turismo.

La fortificación fue construida por los musulmanes en el siglo VIII con el fin de controlar la zona. Alfonso VIII tomó el castillo en el siglo XII para la corona de Castilla. Pero quienes le dieron su aspecto actual y se ocuparon de mantenerlo fueron siempre los marqueses de Villena.

Hoy todavía impresiona su Torre del Homenaje, donde se ubican algunas de las habitaciones del parador, que, por cierto, tienen vistas maravillosas. El castillo combina instalaciones nuevas y antiguas. Conserva sus vigas de madera y muebles tradicionales. Los salones están decorados con textiles rojos y naranjas que contrastan con la colección de arte moderno que se muestra en cuadros de Tapies, Sempere o Álvaro Delgado. Tiene un patio muy acogedor y un restaurante totalmente renovado que ofrece la comida tradicional de la zona y selectos vinos españoles.
El parador ofrece aparcamiento gratuito, servicio de lavandería y oficina de turismo. Las habitaciones son amplias y cuentan con baño privado, aire acondicionado y televisor.

Qué ver en Alarcón

La localidad de Alarcón es una de las mas bellas de Cuenca y además de su famoso castillo, tiene otros rincones bonitos para conocer. Visitar la Plaza de Don Juan Manuel es como viajar al medioevo. Aún conserva el Ayuntamiento y la Iglesia de San juan Bautista, del siglo XVI. También hay que visitar la Iglesia de Santa María con su hermosa fachada plateresca y su interior con detalles barrocos.

Iglesia de San Juan Bautista

Alarcón es un pueblo para perderse en sus callejuelas y sorprenderse con sus palacetes, casas veraniegas y restos de fortificaciones. También se pueden ver los puentes árabes de origen romano que cruzan los ríos Júcar, Enchidero y Chinchilla. Ven a conocer el Parador de Alarcón, ideal para descansar un fin de semana.

Related Articles