Buenos Aires

Buenos Aires en una semana

Buenos Aires en una semana para disfrutar a pleno de esta ciudad increíble. Ecléctica, cosmopolita y muy animada. Buenos Aires es una de las ciudades más interesantes de Sudamérica. Tiene tanto para ver que te ofrecemos un programa de Buenos Aires en una semana para no perderte nada. Vive Buenos Aires a pleno, sus avenidas, su gente, su cultura, el tango, el fútbol y todo lo que la capital porteña tiene para ofrecerte:

Primer día en Buenos Aires: lunes

Lo ideal es empezar donde comenzó la historia de la ciudad: la Plaza de Mayo. Buenos Aires fue fundada en este preciso lugar, un 11 de junio de 1580 por Juan de Garay en nombre de la corona española. En esta histórica plaza se pueden conocer los edificios más emblemáticos de la ciudad. La Casa Rosada, actual sede del Poder Ejecutivo de la Nación, se ubica en el lugar del antiguo fuerte. Enfrente, el Cabildo, sede del gobierno de la época colonial, que además se puede visitar. La Catedral con su característica arquitectura clásica que alberga la tumba del prócer máximo de la nación y libertador de América: José de San Martín.

Plaza de mayo, qué hacer en Buenos Aires en una semana
Plaza de Mayo

En la esquina del Cabildo, nace la Avenida de Mayo. Seguimos caminando por este emblemático boulevard creado a fines del siglo XIX, cuando Argentina era el granero del mundo y sus gobernantes y privados construían mirando a París. Podemos almorzar en alguno de los cafés notables de esta avenida como el London City o el emblemático Café Tortoni. Luego seguimos recorriendo esta avenida para admirar palacios, antiguos hoteles, el emblemático Barolo, hasta llegar hasta el magnífico edificio del Congreso.

Bar London City en la Avenida de Mayo
Bar London City en la Avenida de Mayo

Segundo día en Buenos Aires: martes

El segundo día cambiamos la historia por el verde y recorremos el barrio de Palermo. Por la mañana, paseamos por los bosques de Palermo con sus lagos, parques y árboles. Al mediodía, nos vamos para la zona de Palermo Soho a almorzar y a recorrer los negocios de ropa de diseñadores y visitar las galerías de arte. Te encantará esta zona bohemia y elegante a la vez. A la noche o tardecita, cruzamos la avenida Juan V. Justo y estamos en Palermo Hollywood, la zona de bares y restaurantes. Ideal para terminar la jornada: un happy hour en alguno de los bares con buena música.

Tercer día en Buenos Aires: miércoles

Hoy le toca el turno al barrio más elegante de la ciudad: La Recoleta. Es el barrio de los palacios, las embajadas y donde vivían las familias aristocráticas agroexportadoras. Podemos comenzar visitando el Museo de Bellas Artes, con su gran colección de pinturas de artistas argentinos y extranjeros. Nos podría llevar toda la mañana así que al salir ya tenemos hambre. Luego de una foto en el puente de la avenida Libertador, vamos a la Plaza Alvear. Esta animada plaza tiene varios restaurantes y bares para comer o picar algo. Uno de los más famosos es el Café La Biela, en la esquina de la avenida Alvear. Luego continuamos recorriendo los edificios de la plaza como la Iglesia del Pilar, de 1732 y el centro Cultural Recoleta. Un imperdible: entrar al cementerio de la Recoleta, donde están las tumbas y mausoleos más lujosos. Es un verdadero museo al aire libre. La tumba más visitada es la de Eva Perón.

Tumba de Eva Perón en el Cementerio de Recoleta
Tumba de Eva Perón en el Cementerio de Recoleta

Si te gustan los palacios, puedes caminar todo a lo largo de la avenida Alvear y maravillarte con los edificios y tiendas lujosas. Pasarás por el emblemático Hotel Alvear, la Nunciatura Apostólica, el Palacio Ortiz Basualdo y las espectaculares Embajada de Brasil y de Francia.

Cuarto día en Buenos Aires: jueves

El cuarto día en Buenos Aires vamos a visitar uno de los barrios mas pintorescos: La Boca. Antiguo puerto de Buenos Aires, es el barrio donde nació el tango y el lunfardo. Es el lugar donde se instalaron los inmigrantes a fines del siglo XIX, principalmente italianos. Hoy se pueden recorrer sus calles donde todavía se ven, de chapa y muy coloridos, los antiguos conventillos donde vivían varias familias.

En La Boca está la calle conocida internacionalmente: Caminito, un museo al aire libre con pinturas, esculturas, feria de artesanías y tango en la calle. Es uno de los rincones más animados de la ciudad.

Casa-Museo de Benito Quinquela Martín, La Boca: Buenos Aires en una semana
Casa-Museo de Benito Quinquela Martín

En la Boca también hay museos muy interesantes como la Casa-Museo de Benito Quinquela Martín, el artista referente del barrio o la Fundación Proa, con exposiciones de arte contemporáneo. Proa tiene un restaurante muy lindo en el último piso con terraza hacia el riachuelo, ideal para hacer un descanso y comer algo para seguir. Otra opción es comer asado o pastas en alguno de los bodegones alrededor de Caminito. Si eres fan del fútbol, se puede visitar el célebre estadio La Bombonera de Boca Juniors.

La Boca

Por la tarde, nos vamos a la plaza Lavalle del centro a admirar los edificios que la rodean: el Palacio de Tribunales y el fantástico Teatro Colón, uno de los mejores teatros de ópera del mundo. Muy cerquita llegamos al símbolo máximo de Buenos Aires, el Obelisco, donde no puede faltar una foto. Desde 1936 se levanta orgulloso en el cruce de la Avenida Corrientes y la 9 de julio.

El obelisco está en la intersección de la avenida 9 de julio y Corrientes. Es un buen momento para recorrer las librerías de la calle Corrientes (así la llaman los porteños aunque sea una avenida). Esta avenida es el centro de la movida nocturna y cultural de Buenos Aires, con sus teatros y restaurantes. Termina el día comiendo una pizza en la barra de alguna de las pizzerías más antiguas y emblemáticas de Buenos Aires , como Guerrín (Av Corrientes 1368) o Banchero (Corrientes 1300)

Quinto día en Buenos Aires: viernes

El viernes arrancamos en la plaza San Martín de Retiro (pegado a Recoleta), desayunando en uno de los palacios más espectaculares de Buenos Aires: el Palacio Paz. Fue el palacio más grande de principios del siglo XX, con 140 habitaciones, Hoy hay una sucursal de Croque Madame, un café con menú francés. Frente al Palacio Paz veremos el magnífico monumento al Libertador San Martín, luego el Cenotafio a los caídos por Malvinas. Admiramos el Edifico Kavanagh, de estilo racionalista construido en 1934. Atrás, una bella iglesia, la del Santísimo Sacramento. Vale la pena ir a observar su fachada ricamente decorada.

Frente a la Plaza San Martín, podemos subir a uno de los símbolos de Buenos Aires: la Torre Monumental, antiguamente denominada Torre de los Ingleses, ya que fue un regalo de la colectividad inglesa a la ciudad. Frente a la Torre, la espectacular Estación de trenes de Retiro.

De ahí nos vamos a visitar el barrio de Puerto Madero, el último de los barrios creados en Buenos Aires y el más moderno. Construido sobre terrenos ganados al río de la Plata. Se formó en torno al antiguo puerto Madero, hoy convertido en un polo gastronómico y de oficinas. Camine por sus diques, admire los antiguos docks donde se almacenaban los granos, hoy remodelados. Se puede visitar el Buque Museo Fragata Sarmiento.

Puerto Madero, un imprescindible de Buenos Aires en una semana
Puerto Madero

Sexto día en Buenos Aires: sábado

Llagamos al fin de semana de la city porteña y el mejor programa es salir de la ciudad hacia el Norte. Visitaremos el Tigre, la zona del delta que forma el río Paraná en su desembocadura con el Río de la Plata. Es un lugar muy pintoresco formado por islas, casas sobre pilotes y embarcaciones. Se puede visitar el Puerto o el Mercado de Frutos, lleno de artesanías. También se puede contratar una embarcación y navegar por los canales del Delta. Una experiencia única muy cerquita de Buenos Aires. Se puede tomar una excursión o ir en tren (línea Mitre, 45 minutos aproximadamente) desde Retiro hasta El Tigre.

Delta del Tigre
Delta del Tigre

Si no llegamos muy agotados, es la noche ideal para disfrutar de un show de tango. Hay muchos y variados.

Último día en Buenos Aires: domingo

Hoy es el último día en Buenos Aires y qué mejor que visitar la feria de antigüedades del barrio de San Telmo. Se realiza todos los domingos por la mañana desde 1970 en la plaza Dorrego, el lugar más animado del barrio. Aprovecha para recorrer las calles empedrados del casco histórico, conocer la iglesia San Pedro Telmo y el Mercado de San Telmo. Ahí tienes varias opciones para comer o tomar algo.

Por la tarde, vuelve a alguno de los lugares que más te gustaron de Buenos Aires o dedícalo a hacer compras en algún shopping como el Alto Palermo o el Paseo Alcorta.

Espero que hayas disfrutado de esta guía de visitas de Buenos Aires en una semana y que te ayude a planear tu próxima visita a la capital porteña.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)