Argentina, Buenos aires

Ruta de las estancias por la provincia de Buenos Aires

Te ofrecemos una Ruta de las estancias para recorrer la provincia de Buenos Aires. Cuatro magníficos establecimientos para disfrutar del campo bonaerense con arquitectura admirable, bellos parques y mucha historia.

Estancia El Retiro

Ubicación: en el partido de Tornquist. Sierra de la Ventana. Provincia de Buenos Aires.

La primera estancia que visitaremos en nuestra Ruta de las estancias es la Estancia El Retiro. Fue construida en 1904 por Don Diego Meyer, fundador del pueblo de Sierra de la Ventana. Esta bella sierra está enclavada en el valle cercado por el antiguo sistema montañoso de la Ventania en la Pampa Húmeda. En estas zonas se desarrolló la explotación agrícola ganadera, principalmente de lanares. Al visitar la estancia podemos ver las viejas máquinas que se utilizaban para la agricultura y el esquilado

La casa tiene un estilo anglo normando con una construcción de particular belleza que sigue captando la admiración de los visitantes. Este casco fue la residencia familiar de Don Diego Meyer.

La estancia además tenía su propio vivero y varios ejemplares que vemos tanto en el pueblo como en el Golf Club Sierra de la Ventana fueron provistos desde esta estancia.

Hoy sus descendientes continúan su legado y reciben a los visitantes que se acercan a deslumbrarse con su arquitectura y disfrutar de la vivencia y costumbres de la vida de campo tradicional.

Palacio Andaluz

Ubicación: en el km 82 de la Ruta 205. Avenida Valeria de Crotto y Camino Panello. Uribelarrea, Partido de Cañuelas, Provincia de Bs As.

Aunque su nombre real es Estancia La Figura es popularmente conocida como “Palacio Andaluz” debido a su estilo arquitectónico. Es una de las estancias más famosas en Cañuelas.

Su historia se remonta a comienzos del siglo XIX, cuando su creador, el ingeniero Carlos Pellegrini, padre del ex presidente y artista plástico de la época, decidió exiliarse con su familia. Era el gobierno de Rosas y sus ideas democráticas contrariaban las políticas establecidas. Allí fue donde su hijo Carlos, nacido en 1846, pasó su infancia.

El primer casco construido por Carlos Pellegrini aún se conserva. Es del 1830. Su hijo Carlos continuó por un tiempo al mando de la estancia, Luego pasó a manos de otro ilustre hombre que fue Miguel Nemesio de Uribelarrea quien le dio un gran impulso a «LA FIGURA» con la explotación lanar. En 1880 Uribelarrea fundó el pueblo que lleva su nombre lugar donde se encuentra la estancia.

Tras la muerte de Uribelarrea, la estancia pasa a ser propiedad de don Silvano Crotto, quien le encarga la construcción del gran casco nuevo, al arquitecto Martín Noel. En 1924 Noel comienza la construcción otorgándole a la estancia un estilo completamente vanguardista dentro de lo neocolonial.

El edificio posee tres pisos con revestimientos de mayólicas españolas en todas sus plantas. Cuenta con una sala de música, biblioteca, videoteca y un impactante jardín de invierno , con ventanales de vitreaux y vista al majestuoso parque. Un salón comedor con pisos de damero y arañas de caireles, con grandes puertas ventanas, que dan acceso al patio andaluz. En este hermoso patio se puede ver un aljibe, construido en épocas de Pellegrini, con pisos tricolores de cerámicas sevillanas y herrería colonial.

La estancia esta rodeada por 50 hectáreas de parque, diseñado por el prestigioso paisajista Charles Thays. Árboles añejos, gran variedad de plantas y jazmines, lagos artificiales con peces de colores y una isla donde anidan gansos, patos y cisnes.

En la capilla, infaltable en toda gran estancia, descansa la imagen de la Virgen de los Milagros, en elegante hornacina.

Toda la estancia fue reciclada para uso turístico. Hoy uno puede alojarse, conocer la actividad rural y visitar sus inmensos galpones de esquila. También disfrutar de la piscina, jugar al tenis, vóley, fútbol y golf. Se pueden hacer caminatas, paseos en carruaje y paseos a caballo. Hay Pool, Ping Pong, Metegol, Juegos de Mesa y bicicletas.

Estancia Villa María

Ubicación: en Máximo Paz, partido de Cañuelas por la autopista Ezeiza-Cañuelas, a 10 minutos de Canning.

En una buena ruta de las estancias, no puede faltar la estancia Villa María, una de las más bellas y elegida para ser escenario de cine y televisión.

La Estancia Villa María fue fundada por Vicente Pereda a fines del siglo XIX. Desde su origen fue un establecimiento precursor de la zona ganadera camino a Cañuelas. En 1919, su hijo Celedonio Pereda encomendó al célebre arquitecto Alejandro Bustillo la construcción de un casco para ser utilizado como residencia de verano.

Desde ese entonces y durante décadas Villa María fue protagonista de innumerables eventos familiares y sociales que escribieron gran parte de la historia Argentina.

La Estancia cuenta con 11 habitaciones, un restaurante gourmet, salón privado, bar, cava de vinos, sala de habanos y billar.

El interior se prolonga hacia el parque a través de galerías y terrazas que unen la majestuosa arquitectura del hotel con las impactantes 74 hectáreas de parque diseñados en 1917 por el reconocido paisajista Benito Carrasco, discípulo de Carlos Thays.

Ofrece cabalgatas, paseos en carruaje, piscina al aire libre, paseos en bicicleta, canchas de tenis, futbol y vóley, caminatas por el parque y paseo botánico auto-guiado. También se pueden tomar clases de polo. Ha sido escenario de filmación de novelas y películas de cine.

Estancia Bella Vista Guerrero

Ubicación: a 175 km de Buenos Aires por la autopista a La Plata y ruta 2; en el km 168, desviar 7,5 hacia la izquierda.

Por último, en nuestra Ruta de las estancias, visitaremos la estancia que perteneció a Felicitas Guerrero- Una adinerada dama porteña, considerada en su época, la mujer mas bella de la Argentina. Murió trágicamente en las manos de un candidato despechado.

En sus orígenes, el casco de esta estancia fue erigido como un núcleo poblacional. Comprendía la casa principal, las dependencias de servicio, la casa de los peones, la matera, los depósitos y los galpones donde se albergaban caballos y carruajes.

Restaurado, el casco fue convertido en un confortable hotel de 17 habitaciones, que mantiene su aspecto original. La antigua matera es hoy un restaurante de campo.

La carnicería fue transformada en sala de juegos. En la torre del agua funciona el spa y el galpón de lanas mutó en salón de convenciones.

La estancia ofrece actividades como: salidas de pesca desde un pequeño muelle, caminatas auto guiadas para interiorizarse sobre la fauna y flora autóctona, paseos en bicicleta, visitas al Centro de Interpretación y propuestas recreativas en la pileta e instalaciones deportivas.

En el Centro de Interpretación de Bella Vista, a pasos del casco principal, se ven fotos de la casona de campo que conoció y administró Felicitas Guerrero cuando heredó estas tierras de su marido, Martín de Alzaga, en 1870.

La orilla del río Salado ofrece un pequeño muelle ideal para la pesca de bagres, tarariras y pejerreyes. La visita al río también es ideal para el avistaje de aves. Hay biguás en la orilla y sobre una playa natural, garzas blancas y moras, cigüeñas y flamencos.

Espero que la Ruta de las estancias te haya gustado tanto como a nosotros. Si quieres seguir visitando estancias, puedes ir a una que es un verdadero castillo, la Estancia La Candelaria, en el partido de Cañuelas. O probar con nuestra Ruta por los castillos, también en la provincia de Buenos Aires.

Related Articles