Argentina, Chubut

Chubut, Patagonia argentina, qué visitar

Chubut, en la Patagonia argentina, es una provincia con mucho para visitar: paisajes increíbles, bosques, colonias galesas y fauna marina única en el mundo. Ven a conocerla: todos los consejos para visitar esta provincia fantástica.

Chubut, al sur de la Argentina, limita con las provincias de Río Negro al norte y Santa Cruz al sur, la cordillera de los Andes al oeste y el Océano Atlántico al este. Recorrerla será un viaje inolvidable.

Ruta por el oeste de Chubut, bordeando la cordillera de los Andes

Esquel, puerta de entrada al Parque Nacional Los Alerces

La primera ciudad importante que uno se encuentra si viene recorriendo la ruta 40 (columna vertebral de la Argentina) es Esquel. Una gran ciudad como su vecina Bariloche, pero más moderna y no tan pintoresca.

Esquel es la puerta de entrada para visitar el Parque Nacional Los Alerces. Es un parque nacional muy extenso que tiene varias entradas en varios lugares. Abarca varios lagos de origen glaciario como el Rivadavia, el Futalaufquen y el lago Menéndez. En este último se puede navegar y conocer el Alerce abuelo.

Los alerces son árboles de madera dura y muy resistente a la humedad. Es por eso que se utilizó mucho para la construcción. Hoy es una especie protegida. En el Parque Nacional se puede ver uno de los alerces más viejos del mundo. El Alerce Abuelo se yergue testigo de la evolución de la humanidad. Se calcula que tiene 2600 años.

Al sur de Esquel, se puede apreciar un lago artificial, creado por el hombre. Es el lago Atumui Quimei y es un lago de embalse, creado para construir la represa de Futaleufú. El objetivo es generar energía hidroléctrica para la planta de aluminio Aluar, en Puerto Madryn.

Trevelin, pueblo del Molino

Trevelin, en lengua galesa "Pueblo del Molino", es un pueblito al suroeste de Esquel. Es uno de los tantos pueblos galeses que hay en Chubut. La provincia recibió gran inmigración galesa en la primera mitad del siglo XIX. Emigraron familias por lo tanto no se produjo mestizaje con la gente nativa. Hasta hoy siguen manteniendo sus costumbres, comidas, trajes y fiestas.

En Trevelin se puede visitar el Museo Regional Trevelin, ubicado en el antiguo edificio del histórico Molino Andes. Cuenta la historia de la colonización y cómo era la vida de la primera época del pueblo.

Centro de esquí La Hoya

A 13 km de Esquel, está el centro de esquí La Hoya. Sus pistas tienen orientación sur. No reciben sol, lo que hace que se acumule más nieve por más tiempo. Es un centro de esquí para amateurs.

Tren turístico La Trochita

El tren La trochita o Viejo Expreso patagónico recorre 36 km desde Esquel hasta Nahuel Pan. El tren es un verdadera reliquia ya que conserva la locamotora a vapor y los vagones de madera. Con su trocha angosta de 75 cm, sobrevive al paso del tiempo.

El tren es Monumento Histórico Nacional y forma parte de un antiguo tren que pertenecía a la línea que unía Buenos Aires con Bariloche. Cuando llegaba a Ingeniero Jacobacci había una bifurcación a Esquel. Eran trenes que trasnsportaban la lana de las ovejas desde las estancias.

Hoy el tren funciona desde Viedma, la capital de la provincia de Río Negro, hasta Bariloche cruzando la Patagonia. Ni bien se cruza el paralelo 46 sur que hace de límite entre Río Negro y Chubut, hay una localidad, Mailén, donde antiguamente paraba la trochita. La provincia de Chubut tiene el proyecto de continuar el tren hasta esta localidad y completar unos 150 km desde Mailén hasta Esquel.

Ruta por el este de Chubut, bordeando el océano Atlántico

Del otro lado de la provincia, bordeando el océano Atlántico discurre la ruta nacional 3 que une Buenos Aires con Ushuaia. A la altura de la provincia de Chubut existen muchos atractivos interesantes. Lo más espectacular, sin duda, es la mágica Península Valdés, área turística de Chubut por excelencia.

Península Valdés, Patrimonio de la Humanidad

La península Valdés es un increíble santuario de vida marina, separada del continente por el itsmo Ameguino. Desde Puerto Pirámides se puede tomar una embarcación para ir a ver a la espectacular Ballena Franca Austral, protegida como Monumento Natural de la Argentina. Estos gigantescos mamíferos vienen entre julio y diciembre a aparearse y tener sus crías.

El Golfo nuevo y la península es, además, un maravilloso reservorio de fauna marina. Se pueden ver elefantes marinos, lobos marinos, orcas y pingüinos magallánicos.

Puerto Madryn

Esta ciudad ubicada frente a la Península Valdés es el lugar ideal para alojarse para conocer el mayor atractivo de Chubut. Debe su nombre a Lord Madryn, uno de los precursores de la llegada de los inmigrantes por esta zona. Es también la base de muchos cruceros que recorren el Atlántico. Además de la actividad turística, Puerto Madryn es un gran puerto pesquero. Se extraen excelentes langostinos para exportación. Más al sur, se ubica Punta Tombo, la mayor colonia de pingüinos magallánicos.

Trelew

Además de una gran oferta hotelera, Trelew ofrece al visitante las costumbres galesas. Al igual que otros pueblos cercanos como Dayman y Dolavon, Trelew fue fundado por los galeses. Estos cristianos protestantes se instalaron a lo largo del valle inferior del río Negro. Hasta hoy sus descendientes tratan de manterner la cultura viva. Aprenden galés, usan vestimentas típicas y celebran sus fiestas.

Un paseo imperdible es tomar el té en una casa de té galesa, las típicas cabañas con cortinitas, atendidas por descendientes de galeses con trajes tradicionales. La especialidad es la Torta Galesa, hecha con avena, nueces, harina, pasas de uva y alcohol. Gracias a esto se puede conservar mucho tiempo. En las casas de té, se sirve un té completo con torta galesa, tortas argentinas, pan, quesos, mermeladas y dulces regionales. Son muy abundantes.

En Trelew se puede visitar también un museo de ciencias naturales. Es el Museo Egidio Feruglio, uno de los más importantes en temas paleontológicos. La Patagonia entera es una zona de fósiles, un verdadero reservorio paleontológico. Antes, todos los hallazgos eran llevados al Museo de La Plata. Para que las muestras quedaran en la Patagonia, se decidió crear el Museo de Trelew.

La gran joya del museo es un fósil, el Carnotaurus sastreil, uno de los pocos dinosaurios que se encontraron con cuernos. También se pueden ver huevos de dinosaurios petrificados. Lo más interesante es que los visitantes pueden observar a través de ventanas de vidrio a los científicos trabajando.

Related Articles