Frankfurt

8 lugares imprescindibles para ver en Frankfurt, Alemania

Frankfurt es uno de los centros urbanos más importantes de Alemania y un centro económico y financiero importante en Europa (en ocasiones se le denomina extraoficialmente «capital económica y financiera de la Unión europea). Atravesada por el rio Meno, sus rascacielos y su reputación de Manhattan, la hacen única y especial.

A pesar de que sólo cuenta con 700.000 habitantes, es una ciudad muy diversa y más de la mitad de los habitantes no son alemanes y manejan más de 100 idiomas diferentes. Frankfurt tiene cosas increíbles para hacer como actividades al aire libre, compras, edificios históricos, arte, historia, rascacielos y más. Lee este post para conocer lo mejor de Frankfurt.

Haz un paseo por el Römerberg histórico

La Montaña Romana es el corazón de Frankfurt. Es el hogar de su Rathaus (Ayuntamiento) que data de 1405 y está flanqueado por casas de entramado de madera. Esta plaza histórica fue el lugar donde se celebraron las primeras ferias comerciales de Frankfurt en el siglo XIII. Hoy en día todavía alberga su histórico mercado navideño.

Sube a la Torre del Meno

No hay mejor forma para disfrutar de la ciudad que desde esta impresionante torre, que es el único rascacielos abierto a los visitantes. El edificio lleva el nombre del río Meno alemán, que atraviesa el centro de la ciudad de Fráncfort.

Toma el ascensor hasta la plataforma de alrededor de 650 pies de altura para admirar las vistas del horizonte de la ciudad. Podrás disfrutar de comida y cócteles en el Main Tower Restaurante, ubicado en la parte superior de la torre. El restaurante ofrece cocina internacional y ventanas panorámicas de 26 pies.

Prueba la sidra en Sachsenhausen

Sin duda la bebida emblemática de la ciudad es ebbelwoi o apfelwein como dicen los lugareños. Se trata de una sidra de manzana  que se produce en los alrededores de la Frankfurt.

En las calles empedradas del histórico barrio de Sachsenhausen, al sur de la ciudad vieja de Fráncfort, se encuentran algunas de las mejores y más antiguas tabernas de sidra de manzana. O combine un recorrido por la ciudad con su bebida favorita en el Ebbelwei Express, un tranvía que atraviesa la ciudad con las melodías de la música schlager tradicional.

Visita Paulskirche

La Iglesia de San Pablo fue realizada entre 1789 y 1833 convirtiéndose en la cuna de la democracia alemana. Esta iglesia se utilizó para reuniones sobre política cuando fue sede del parlamento alemán en 1848.

Actualmente, este lugar ya no es una iglesia sino un espacio de exposición para los eventos como la entrega anual de Premio de la Paz del Comercio Alemán durante la Feria del Libro de Frankfurt. Se encuentra en Römerberg.

Explora el Museo de Arte Stadel

¿Qué tal si das un paseo por el río Meno y visitas los mejores museos del país? Entre ellos se encuentran el Museo del Cine Alemán y el Museo Stadel, que se caracteriza en las artes de los antiguos maestros.

Recorre tiendas en la "Quinta Avenida de Alemania"

Si quieres ir de compras en Frankfurt te recomiendo ir a la Quinta Avenida de Alemania. Se trata de una calle comercial con boutiques elegantes y departamentos internacionales, así como un centro comercial llamado Zeil Galerie que tiene 10 pisos.

Visita la Casa y Museo Goethe

Esta ciudad es la cuna de un escritor muy importante en Alemania, llamado Johann Wolfgang van Goethe que nació en el año 1749. Aunque la casa fue derrumbada durante la Segunda Guerra Mundial, fue restaurada con pinturas, muebles,objetos y libros de familia. Inspírate en el escritorio, donde Goethe escribió "Los dolores del joven Werther".

La casa se encuentra en Grosser Hirschgraben 23, cerca de Römerberg.

Conoce la Catedral de San Bartolomé

Esta Catedral era la más alta en los años 50, con más de 95 metros de altura. Ya para el siglo XVIII fue llamada honoríficamente la Iglesia Imperial por la coronación de emperadores alemanes.

Desde lo alto de la Catedral de San Bartolomé podrás admirar las vistas de la ciudad. Admira el interior y la fachada, aún están intactas a pesar de ser reconstruidas en varias oportunidades luego de culminar la Segunda Guerra Mundial.

Related Articles