Budapest

Four Seasons Gresham Palace: la experiencia inolvidable en Budapest

Bienvenido al Four Seasons Gresham Palace, un palacio-hotel en Budapest, Hungría, que se convirtió en la marca de referencia para los hoteles europeos. El palacio se construyó originalmente en 1906, pero sólo se rediseñó en 2004 para que funcionara como un hotel. Este origen arquitectónico le da un aura clásica y medieval que sorprende al contrastarse con los lujos y las novedades que ofrece el hotel.

Parte del atractivo inicial que promete el Four Seasons Gresham Palace se debe a la dualidad de su arquitectura e historia. Esta dualidad que mencionamos se debe directamente al origen histórico que ofrece el hotel. La otra parte se debe al diseño contemporáneo con el que se decoró y fue pensado durante su rediseño. Es un monumento histórico con un aura de fantasía.

Un palacio casi parisino

Ya mencionamos que el Four Seasons Gresham Palace es literalmente un palacio que existe desde hace más de 100 años. La arquitectura y la apariencia medieval del castillo logran atraer a cualquiera con tan sólo la imponente vista del palacio sobre las montañas.

El Gresham Palace está situado en un lugar muy especial de Budapest, específicamente el Danubio de la ciudad. Estructuras como estas realzan el hecho de que la ciudad de Budapest se considere la París del Este. Más aún cuando el Gresham Palace entrega una experiencia que parece mezclarse entre los cuentos de hadas y la realidad de hoy en día.

Con respecto a cómo luce el palacio por dentro y el impacto de su exterior contra su interior, hay varias estructuras a mencionar. Han sido remodeladas en los últimos años pero algunas estructuras mantienen su aura medieval. Por ejemplo las escaleras que llevan a las suites, las cuales parecen ser infinitas y el candelabro gigante del lobby.

Un palacio del cual nunca querrás salir

Podemos preguntarnos ¿Qué hay de divertido en quedarse todo el día en un hotel? El Four Seasons Gresham Palace responde a esto con un conjunto de actividades selectas escogidas por el staff del hotel. Estas actividades volverán nuestro viaje a Budapest una experiencia inolvidable.

Una de las mejores actividades es visitar el restaurante emblema del palacio, Kollázs. El restaurante toma la definición de la palabra collage en húngaro, debido a su influencia artística europea. Kollázs es una mezcla de platillos europeos contemporáneos que juegan con la fantástico del palacio Gresham.

Por último pero no menos importante, otros detalles a tomar en cuenta son las recomendaciones del staff del palacio. Normalmente ellos tienen en cuenta los lugares más inspiradores para visitar en Budapest en general. Lugares tales como para tomar el té de la tarde, degustar la pastelería húngara o ir a los baños termales de la ciudad.

Puede que este establecimiento del Four Seasons sea exactamente lo que buscas, pero también puede que no. En tal caso te recomendamos otro palacio convertido en hotel, el espectacular La Mamounia en Marruecos.

Related Articles