Zaragoza

Qué hacer en Zaragoza, España

Zaragoza debe su reputación turística a la monumental basílica de El Pilar, pero créanme, la ciudad tiene mucho más que ofrecer. No se pierda nuestros consejos y conozca los lugares imperdibles de la ciudad.

1. La Aljafería

Si hay un lugar de Zaragoza que nadie debería perderse, es el palacio de La Aljafería, construido durante el período musulmán. Hoy es una de las joyas de la ciudad. La Aljafería rivaliza con la Mezquita de Córdoba, el Alcázar de Sevilla y la Alhambra de Granada y representa un legado espectacular del paso de los árabes por España.

El palacio de La Aljafería fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO como uno de los monumentos más representativos del arte mudéjar en Aragón. Por eso debe figurar en el primer lugar de cualquier lista de qué hacer en Zaragoza.

2. El Pilar

La famosa Plaza del Pilar es la plaza más querida por los zaragozanos y una de las plazas más bonitas de Europa. Además de ser un lugar importante para los cristianos, es también punto de encuentro cívico. En el centro de la plaza se levanta majestuosamente la Basílica de Nuestra Señora del Pilar o simplemente El Pilar, que es uno de los templos cristianos más importantes en el mundo. Cuenta la leyenda que la Virgen María habría aparecido, en el año 40, al apóstol Santiago, que estaba en esa fecha en Zaragoza. La virgen entregó a Santiago una columna de jaspe (el "pilar"), para que sobre él se construyera un templo. El pilar de la leyenda dio nombre al templo y puede ser visto en su interior, sosteniendo la imagen de la Virgen.

3. La Seo

La segunda catedral de la plaza del Pilar (aunque técnicamente esté en la Plaza de la Seo) es la catedral del Salvador, conocido por los zaragozanos como La Seo. Fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, como obra maestra del arte mudéjar en Aragón. Es también la primera catedral cristiana de Zaragoza. En cada piedra de la Catedral del Salvador se encuentra parte de la historia de la ciudad. La catedral fue erigida en el mismo lugar ocupado inicialmente por el templo del foro romano de Caesaragusta y luego por la principal mezquita de Saraqusta. Como resultado de sucesivas reformas y ampliaciones, la catedral contiene hoy una gran mezcla de estilos arquitectónicos, desde el románico hasta el neoclásico, pasando por el gótico, el renacentista y el barroco.

4. El "Casco Viejo"

"Casco Viejo" es el nombre que recibe el centro histórico de Zaragoza, que corresponde con el urbanismo de la antigua Caesaragusta, la Zaragoza Romana. La lista de atracciones en el Casco Viejo es interminable: las murallas romanas, el Torreón de la Zuda, el Mercado centralSanta Isabel de Portugal, la Plaza de San Felipe, el teatro romano, el tubo, la Plaza de Santa Marta, el Arco del Deán o la Torre de la Magdalena.

5. Río Ebro y Puente de Piedra

El río Ebro es uno de los símbolos más importantes de Zaragoza y definió su personalidad a través de los siglos. Y no hay mejor lugar para contemplar el río que desde el Puente de Piedra, el puente más antiguo de Zaragoza. Es una construcción gótica terminada en 1140, erguida en el mismo lugar donde había un puente romano. Caminando hasta la mitad del puente, se llega al Pretil de San Lázaro, un pequeño mirador en el lateral del puente, donde es posible contemplar la silueta de la Basílica del Pilar reflejada en las aguas del río Ebro.

6. Arte mudéjar

El mudéjar, brillantemente representado en Aragón, es el arte realizado por los artistas musulmanes convertidos al cristianismo, después de la expulsión de los árabes de la Península Ibérica. Zaragoza tiene varios ejemplos maravillosos de arte antiguo, tres de los cuales han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: las ya mencionadas La Aljafería y La Seo y la Torre de San Pablo.

7. El "tapeo"

El tapeo, el tradicional arte español de comer aperitivos saltando de un bar a otro, es tomado muy en serio en Zaragoza. Y el mejor lugar para hacer tapeo es El Tubo, el nombre dado a un laberinto de calles estrechas en el Casco Viejo de Zaragoza. La región es famosa por la gran cantidad de bares y la agitada vida día y noche. El tubo de Zaragoza es casi tan conocido en España como la Basílica del Pilar. No deje de ir a los bares donde se puede probar deliciosas tapas y vinos.


Related Articles