Madrid

10 atracciones imperdibles de Madrid, España

Definir una atracción como imperdible es algo muy subjetivo. Los intereses personales son muy diferentes y lo que agrada a unos puede no interesar a otros. El Santiago Bernabéu, el estadio del Real Madrid, puede ser una visita imperdible para quien le gusta el fútbol o sigue al Real Madrid, mientras que puede ser totalmente secundario para quien no le gusta el deporte o el equipo.

Pensando en ello, elaboramos una selección de lugares y atracciones imperdibles en Madrid, acompañada de comentarios que aclararán tu elección. ¡Echa un vistazo!

1. El "Madrid de los Austrias"

La dinastía de los Austrias (1516-1700) creó en Madrid lo que hoy es conocido como centro histórico de la ciudad, con edificios que evocan recuerdos del pasado imperial de España, el mayor imperio conocido en el planeta. Como referencia para honrar el pasado, esta parte de Madrid es conocido como el Madrid de los Austrias. No deje de visitar la Plaza Mayor, la Colegiata de San Isidoro, el Mercado de San Miguel, la Plaza de la Villa, la Catedral de la Almudena, el Palacio Real y la Plaza de Oriente.

2. La Plaza de Cibeles

La plaza de Cibeles es un complejo escultórico de mármol, de estilo neoclásico, que se convirtió en un símbolo de Madrid, con su Fuente de Cibeles. Cuatro importantes edificios rodean la plaza: el Banco de España, el Palacio de Buenavista, el Palacio de Linares y el Palacio de Cibeles. Este último es el edificio más importante de la Plaza, antiguamente Palacio de Telecomunicaciones. El edificio, que parece una catedral, fue construido en 1909 para ser la sede de la empresa de correos de España. En 2007, pasó a ser la nueva sede del Ayuntamiento de Madrid. En la terraza se pueden contemplar todos los edificios alrededor de la Plaza de Cibeles.

3. La Puerta del Sol

La Puerta del Sol es el lugar perfecto para ver gente. Esta plaza, ubicada en el centro de la ciudad, es uno de los lugares más agitados de Madrid. El nombre de la plaza recuerda una puerta que existía en el lugar en el siglo XV. En la parte oriental de la plaza se encuentra la estatua de El Oso y el Madroño. Representa un gran oso de piedra y bronce tratando de comer el fruto de un madroño, un árbol típico de Madrid. Esta escena es una de las postales de Madrid desde que fue introducida en el escudo de la ciudad en el siglo XIII. En medio de la plaza hay una estatua ecuestre del rey Carlos III. La estatua del rey tiene la mirada dirigida a un edificio de ladrillos rojos, la Casa de Correos. Construido entre 1766 y 1768, hoy es la sede del gobierno regional de la Comunidad de Madrid. En lo alto del edificio está el famoso reloj que se utiliza en las celebraciones de Año Nuevo. En frente del edificio, una placa en el suelo marca el kilómetro cero de todas las carreteras de España.

4. El Parque del Retiro

El Parque del Buen Retiro, o simplemente el parque del Retiro, es uno de los parques más grandes de Madrid. El parque perteneció a la monarquía española hasta finales del siglo XIX, cuando pasó a ser un parque público. Esta magnífica zona verde está repleta de hermosas esculturas, monumentos, palacios y lagos. Recibe muchos eventos y es el lugar ideal para un paseo tranquilo. Originalmente, El Retiro era un conjunto de jardines que formaban parte del Palacio del Buen Retiro. Con el paso de los años, los jardines se expandieron y se transformaron, especialmente después de abrir las puertas al público en 1767. El Palacio del Buen Retiro fue utilizado hasta el final de la época de Carlos III. La mayor parte del palacio fue destruida durante la Guerra de Independencia (1807-1814) contra Francia. Los jardines pasaron a ser propiedad pública en 1868.

5. El Paseo del Arte

En un corto tramo a lo largo del Paseo del Prado y el Paseo de Recoletos, el visitante encuentra una concentración inmejorable de museos y centros de arte de primer nivel, La zona conocida como Paseo del Arte (o también como Triángulo del Arte) abarca el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Pero también vale la pena conocer el CaixaForum de Madrid, el Museo Arqueológico Nacional o la Biblioteca Nacional de España.

6. El Palacio Real

El Palacio Real no es la residencia de la familia real española, que vive en el Palacio de la Zarzuela, un antiguo palacio de caza en las cercanías de Madrid. Sin embargo, el palacio todavía se utiliza para banquetes oficiales, ceremonias de estado y otros eventos importantes. El origen del palacio está en el siglo IX, cuando el reino musulmán de Toledo construyó una fortaleza, que luego sería usada por los reyes de Castilla. En el siglo XVI se construyó otra fortaleza en el lugar. El palacio actual fue erigido en el lugar anteriormente ocupado por el Alcázar, destruido por un incendio en la noche de Navidad de 1734. El rey Felipe V encomendó un palacio para su dinastía y el trabajo de construcción comenzó en 1738 y finalizó en 1755. El rey Carlos III, hijo de Felipe V, se mudó al nuevo palacio en 1764. El Palacio Real sería la principal residencia de los reyes de España hasta 1931, cuando el rey Alfonso XIII partió para el exilio, después del triunfo de los republicanos en las elecciones.

7. La Gran Vía

La calle Gran Vía es una avenida muy concurrida que comienza en la calle de Alcalá y termina en la Plaza de España. Es famosa por sus tiendas y también por ser la calle que nunca duerme, debido a su legendaria vida nocturna. A lo largo del camino verá numerosas tiendas, hoteles y teatros. Los madrileños la llaman la "Broadway española".

8. Chueca y Malasaña

Chueca y Malasaña son dos barrios tradicionales de Madrid que caen fuera de los circuitos turísticos tradicionales de la ciudad. Chueca es el barrio donde encontrará los rincones más alternativos y bohemios de Madrid, en gran parte porque es el barrio gay de la ciudad, pero también por ser el distrito predilecto de jóvenes de orígenes muy diversos. Como es de esperar, en Chueca hay una gran variedad de bares y discotecas, además de tiendas modernas y únicas. Malasaña fue el centro de la movida madrileña, la revolución contracultural que siguió al fin del franquismo y que tuvo su auge en la década de 1980, con mucha música, libertad de expresión y drogas también. Hoy es un distrito más burgués que se ha convertido en el paraíso de los bohemios y de los modernos. Las calles están llenas de arte pop, tiendas con marcas locales e internacionales y tiendas alternativas.

9. El Templo de Debod

El Templo de Debod es la única pieza de la arquitectura egipcia que se puede ver en España. Fue construida originalmente a 15 km al sur de Asuán, en el sur de Egipto, muy cerca de la primera catarata del Nilo. En 1960, la amenaza al patrimonio arqueológico, representada por el proyecto de construcción de la represa de Asuán, obligó a la UNESCO a realizar un llamado a los países del mundo, solicitando ayuda para intentar preservar el rico legado histórico de la región. Como gratitud por la ayuda recibida para salvar el complejo de Abu Simbel, en 1968 el gobierno de Egipto donó el templo de Debod a España.

10. El Rastro

La mayor Feria al aire libre de Madrid, El Rastro, se lleva a cabo de 9 a 15h todos los domingos y feriados, alrededor de la Plaza de Cascorro. La feria atrae a muchos residentes de Madrid y también a turistas, que buscan productos nuevos y usados. Una de las mayores ferias de Europa, El Rastro ocupa varias calles del barrio de La Latina. 
La feria se estableció en la Edad Media, a partir de la Plaza de Cascorro. Se extiende hacia el río Manzanares y su principal dirección es la calle Ribera de Curtidores, donde en el pasado quedaba la industria de procesamiento del cuero crudo. El evento suele atraer a una multitud y, aunque no es peligroso, es bueno tener cuidado con sus pertenencias.


Related Articles