Múnich

Lo que no te puedes perder si estás en Múnich, Alemania

Múnich es la quintaesencia de Alemania y la capital de Baviera. Es la tierra de los platos de cerdo de peso, los pantalones de cuero, las cervecerías tradicionales y el festival de cerveza más grande del mundo. Es una ciudad cosmopolita con mucha cultura y arquitectura para admirar.

Múnich tiene muchas atracciones y lugares de interés para visitar. Afortunadamente, la mayoría se encuentran en el centro del casco antiguo de Múnich y se puede caminar fácilmente de un punto de referencia a otro.

Escucha el reloj en Marienplatz

La Marienplatz (Plaza Marien) de Múnich es la plaza central en el corazón de Múnich. Se trata de la sede del Neues Rathaus con su fachada decorada y el restaurante Ratskeller. El Centro de Información Turística está cerca y es una parada ideal para recibir folletos y consejos.

Lo que llama más nuestra atención es el reloj de la torre Rathaus. Entre marzo y octubre este famoso reloj suena todos los días a las 11 am, las 12 del mediodía y a las 5 pm. Cuando suenan las 43 campanas, más de 30 figuras se divierten, bailan y pelean. Finalmente, un pájaro dorado canta tres veces para terminar el espectáculo. Si te pierdes estos horarios, tienes una oportunidad más a las 9 p.m. para ver a un ángel y a un vigilante nocturno aparecer.

Si visitas la ciudad de Munich en Navidad, no te pierdas el mercado navideño más grande de toda la ciudad.

Visita la Iglesia de San Pedro (Alter Peter)

Ubicada en el centro de Múnich, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad y llamado por los nativos y lugareños como Viejo Pedro. Dicha iglesia aún conserva su mágico estilo renacentista a pesar de sus varias reconstrucciones luego de la Segunda guerra Mundial. Fue consagrada en el año de 1294 gracias al obispo Freising Emicho.

Deslúmbrate con el Residence Palace

El Residence Palace de Múnich, fue hogar de la realeza y hoy está abierto al público. En el año 1385 se inició la construcción de lo que se convertiría en el palacio más grande de Alemania. Actualmente se puede visitar el interior y sus jardines. Alberga uno de los mejores museos europeos de decoración de interiores con 130 salas de antigüedades reales, 10 patios, porcelana, tapices y obras de arte.

No te pierdas el Antiquarium (Sala de Antigüedades) que data de 1568. Es la sala renacentista más grande al norte de los Alpes y cuenta con un increíble techo de oro y pinturas alternadas.

Conoce la Catedral de Nuestra Señora de Múnich

Conocida como Frauenkirche, es uno de los edificios góticos más importantes de Alemania. Esta catedral cuenta con una altura de alrededor 100 metros, convirtiéndola en el edificio imponente de Múnich. De hecho hay una ley que prohíbe construir edificios de la misma altura o mayor a cien metros, para que la Catedral tenga la mejor vista de todas.

En el interior de la Catedral hay lugares representativos que forman parte de las atracciones de Alemania. A pesar de tener una fachada simple, es un monumento religioso importante por su larga tradición e historia.

Surfea en el Eisbach

Si te gusta surfear no dejes de disfrutar de las olas del Río Eisbach de Múnich que se ha convertido en un verdadero pasatiempo tanto para los nativos como los visitantes. Se necesitan habilidades especiales y tablas para este deporte de aguas frías, que fue prohibido hasta el año 2010 pero que ahora atrae a los atletas profesionales en trajes de neopreno durante todo el año.

A diferencia del surfing oceánico, no hay que remar para atrapar las olas, que se crean artificialmente durante una pausa concreta: esto significa que los surfistas deben estar listos para surfear tan pronto como lleguen al agua. Es mejor tener experiencia antes de zambullirse.

Nada en Müllersches Volksbad

Una cúpula modernista se eleva sobre una de las piscinas más hermosas de Europa en Mullersches Volksbad, un hermoso templo con patio al aire libre que se fundó en el río Isar de Múnich en el año 1901. Cuenta con una piscina de 100 pies de largo mantenida a 27 grados centígrados- Antiguamente era sólo para los hombres, mientras que había una piscina pequeña y cálida para las mujeres, hoy ambas mixtas. Visita los baños de vapor romanos y descubre los toques barrocos como estatuas de bronce, murales, estucos y barras de hierro adornadas.

La verdadera experiencia alemana está en la sauna finlandesa, donde la Aufguss (infusión de vapor aromático) comienza a la hora.

Prueba la cerveza en Augustiner-Keller

Es uno de los pocos jardines de cerveza tradicionales que se ubica en el centro de la ciudad, donde sirven grandes vasos de cerveza refrescante. Tienes la opción de disfrutar de un día de picnic, además de comer comida tradicional alemana. Los visitantes recomiendan apostar por un asiento sombreado en el exterior.

Ten en cuenta que las cervezas son un poco costosas, pero valen la pena. Encontrarás Augustiner-Keller en la parada de la línea 16 o 17 de la Hopfenstraße o en la parada de la línea S-Bahn de München Hackerbrücke.

Celebra el Oktoberfest

Sin duda alguna el Oktoberfest es el festival de cerveza más grande del mundo y atrae a más de 6 millones de visitantes. Es, sin duda, una de las principales atracciones de Múnich.

Se celebra desde el 21 de septiembre hasta el 6 de octubre, la fecha varía todos los años. No te puedes perder el desfile de inicio que incluye carros de cervecerías acompañados de orquestas famosas y la ceremonia de apertura con el desfile de trajes tradicionales.

Related Articles