Liubliana, capital de Eslovenia

Liubliana, qué ver en la capital de Eslovenia

Liubliana, la capital eslovena, tiene mucho para mostrar. La capital y ciudad más grande de Eslovenia es famosa por su población universitaria y sus hermosos y extensos parques. Está atravesada por el río Ljubljanica que separa el casco antiguo de la zona nueva y comercial. Ven a visitarla. Planea un viaje a este hermoso país comenzando por su capital. Eslovenia está rodeado por Italia, Austria y Croacia y ofrece mucho para ver. Además de su mágica capital, puedes visitar el lago Bled, un paraíso natural a una hora de Liubliana.

Mira esta lista de Liubliana, qué ver en la capital de Eslovenia y planea tu viaje a este hermoso lugar. Aquí los mejores consejos:

Visita el Castillo de Liubliana

En la lista de qué ver en Liubliana, no puede faltar su hermoso castillo del siglo XII. Está ubicado sobre un pequeño macizo en el medio de la ciudad. Se puede subir en teleférico y visitarlo con un tour guiado. Te encantará. Fue remodelado en el siglo XV y hoy se usa para casamientos y eventos. Tiene varios bares donde podrás tomar algo y relajarte con bellas vistas de la ciudad.

Cruza el Puente Triple y accede a la Plaza Preseren

Situada al pie del Castillo, la Plaza Preseren es la más concurrida por locales y visitantes. Ve por la mañana y saca bonitas fotos de la Iglesia Franciscana de la Anunciación. Admira su bella fachada barroca de color rojo. En la plaza se levanta el monumento a France Preseren, el poeta esloveno que le da nombre al lugar.

A la plaza se accede por el Puente Triple, un conjunto de tres puentes muy antiguos que atraviesan el río Ljubljanica y conectan el casco histórico medieval con la ciudad moderna.

Conoce el símbolo de Liubliana: el Puente de los Dragones

El puente más famoso de Liubliana y símbolo de la ciudad, data de 1901. Es uno de los mejores ejemplos de Art Nouveau entre los puentes del mundo y un ícono turístico de Liubliana. Obra del ingeniero austríaco Josef Melan, alberga una conocida leyenda relacionada con el origen de la ciudad. El héroe mitológico Jasón mató a un feroz dragón y salvó a la virgen que tenía secuestrada. Según el mito popular, cada vez que una virgen atraviesa el puente, los dragones menean la cola.

Recorre el Mercado Central

Entre los Puentes Triple y de los Dragones se levanta este singular edificio construido hacia 1940 sobre el río Ljubljanica. Con estilo renacentista, consta de dos niveles de mercados cubiertos, con ventanas semicirculares con vistas al río. Puedes adquirir alimentos y productos de toda Eslovenia. Abre todos los días menos domingos y los puestos y tiendas se extienden sobre la plaza Vodnik.

Deléitate con un paseo por el río

No puedes dejar de pasear por el borde del lago, a pie o en barco. Disfruta el aire, las tiendas, los cafés y los artistas callejeros al borde del río.

Maravíllate en los museos de Liubliana

Hay varios museos para visitar en la capital eslovena. No puedes perderte la magnífica Galería Nacional, una cita con la historia y el arte. Conoce grandes obras de arte de ilustres artistas eslovenos desde la Alta Edad Media hasta el siglo XX.

Muy cerca, el Museo de Arte Moderno se ubica en un edificio del año 1930 y alberga una gran colección de arte moderno. El Museo Nacional también está en la misma zona y es la más antigua institución científica y cultural del país. Alberga una gran colección de objetos arqueológicos, monedas y billetes.

Muy cerca de la zona de los museos, puedes descansar en el Parque Tívoli, una extensa área verde donde la gente camina, anda en bicicleta, hace picnics y disfruta del aire libre.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 4.6)

Deja una respuesta