Quito

Centro Histórico de Quito, el más grande de las Américas

El Centro Histórico de Quito, también llamado Casco Antiguo es la principal atracción turística de la capital ecuatoriana. Pero, no es para menos. Este es el centro histórico más grande de todas las Américas, tiene cerca de 3,7 km².

La importancia histórica del sitio es tan grande que el Casco Antiguo fue el primer sitio para ser declarado un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con Cracovia (Polonia) en 1978.

La región cuenta con varias plazas, decenas de iglesias y cientos de construcciones coloniales. La única cosa que incomoda un poco es el clima del lugar y su intenso flujo de personas. El centro histórico también es el centro comercial de la ciudad, por lo que algunas calles tienen un gran flujo de peatones y vehículos. Hay también muchos ambulantes que venden de todo, hasta papel higiénico.

Plaza Grande

Sin embargo, no todo el centro es tumultuoso y un ejemplo de ello es la Plaza de la Independencia, más conocida como Plaza Grande, que está en el corazón del centro histórico. Esta es la principal plaza del centro, rodeada de importantes construcciones como el Palacio Presidencial, la Catedral, el Palacio Arzobispal, el Palacio de Pizarro, entre otros. Este es un lugar tradicional para fotografiar. El mejor ángulo de la plaza se consigue en el balcón del segundo piso del Palacio Presidencial.

Presidencial

El principal punto turístico de Plaza Grande es el Palacio de Carondelet, más conocido como Palacio Presidencial. El lugar es sede del gobierno y residencia oficial del presidente de Ecuador. La construcción, que se inició en el siglo XVII, adquirió estilo neoclásico en los siglos siguientes. El edificio es hermoso, abierto a la visita del público y lo mejor, es gratis. Las visitas son guiadas, en pequeños grupos de seis a diez personas, y duran unos 40 minutos. La visita es rápida, porque sólo es posible visitar tres salones. Al final del tour, todo el mundo gana una foto cortesía de la Presidencia de la República que se toma en el jardín del palacio.

Las entradas para la visita se distribuyen en un quiosco al lado de la entrada del Palacio. En días llenos, sólo conseguirá boletos para la visita guiada de dos horas más tarde.

Iglesias

Hay varias iglesias en el centro histórico, por lo que Quito ya fue conocido como el Claustro de las Américas. Podemos decir que las iglesias son las principales atracciones del centro histórico. No todas son interesantes, pero hay algunas que valen la visita, ya sea por la belleza o por la historia.

Catedral

Normalmente, la catedral es una de las iglesias más hermosas de toda la ciudad. Pero eso no sucede en Quito. La Catedral, a pesar de estar en un lugar privilegiado, en la Plaza Grande, no es muy bonita. Por fuera, ella no llama la atención de quien pasa por la calle, sin embargo por dentro posee un altar hermoso, pero nada tan especial si se compara a las otras. La entrada es gratuita.

Iglesia de Compañía de Jesús

La principal iglesia de la ciudad es la de la Compañía de Jesús, conocida sólo por La Compañía. La fachada de la iglesia en estilo barroco, esculpida en piedra volcánica, ya llama bastante atención de los turistas, sin embargo es en su interior que queda su mayor tesoro. La iglesia está adornada en oro. ¡Es impresionante! La iglesia tardó 160 años para ser construida y fueron gastadas toneladas de hojas de oro en su decoración.

La visita a la iglesia cuesta 5 dólares, pero durante la misa la entrada es gratuita.

Francisco

La Iglesia de San Francisco es la más antigua de la ciudad y una de las más antiguas de las Américas. Su construcción se inició en 1550. Pero lo que más despierta el interés de muchos es su leyenda. Según la leyenda, el indio Cantuña se comprometió a construir el piso de la iglesia. Como él no conseguía cumplir el plazo prometido, hizo un pacto con el diablo para poder concluir la obra y en cambio daría su alma. La obra quedó lista en el plazo, pero el indio se arrepintió del acuerdo, por eso sacó una piedra del lugar. Cuando el diablo fue a buscarlo, el indio argumentó que faltaba una piedra, por lo que el acuerdo se volvio nulo y el diablo no pudo llevarlo.

Ahora, dejando la leyenda a un lado, la iglesia de San Francisco es hermosa y vale una visita. Está situada en una parte más alta del centro, frente a una gran plaza. Su exterior no es muy interesante, sin embargo su interior vale mucho la visita. Ella es ricamente decorada con muchas esculturas y pinturas, además de ser muy grande.

Basílica del Voto Nacional

Esta es la mayor iglesia de Quito y también la más reciente de la lista, ya que fue construida a principios del siglo XX. Lo que llama más la atención en la Basílica es su estilo neogótico, que hace a mucha gente compararla con la Catedral de Notre Dame, en París. Así como la iglesia francesa, la Basílica del Voto Nacional posee varias gárgolas, pero las de la iglesia ecuatoriana son inspiradas en animales nativos como: tortugas, delfines, tatus e iguanas.

Las torres de la iglesia son bastante altas y se pueden ver desde casi todo el centro histórico. Si quieres puedes subir en las torres, lo que te dará una hermosa vista del centro, con la colina del Panecillo al fondo. La entrada a la iglesia se paga y es necesario pagar una tasa adicional para subir a la torre.

Related Articles