Ciudad de México: la metrópoli fundada por los aztecas

La Ciudad de México es la gran metrópoli fundada por los aztecas. Es la ciudad más poblada de América del Norte y de México. Llena de colores, sabores, historias y bellezas. Antigua sede del Imperio Azteca, es hoy una urbe que guarda lo mejor del pasado entre rascacielos, ruinas y avenidas.

Tiene muchas atracciones para conocer, lugares para visitar y comidas deliciosas para probar. Debido a que la ciudad es realmente enorme, es necesario hacer un itinerario con lo más atractivo e interesante.

El Centro Histórico

No hay manera de empezar un viaje por la Ciudad de México sin conocer primero su centro histórico. Su punto central es el Zócalo o Plaza de la Constitución, la tercera más grande del mundo. Ubicada en el corazón de la ciudad, allí es donde se concentran los poderes económicos, políticos y religiosos del país, además de ser el punto de encuentro para la mayoría de las celebraciones y manifestaciones en la capital.

También era en Zócalo donde se concentraba el centro político y religioso de Tenochtitlán, la capital del Imperio Azteca, que hoy es la ciudad de México.

El área histórica comprende importantes edificios como la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional de México, El Palacio de Correos, El Templo Mayor y el Palacio de Bellas Artes.

El Templo mayor

Descubierto en 1978 durante los trabajos de excavación del metro, El Templo Mayor es un auténtico templo azteca situado en medio de la ciudad. Fácil de llegar, ubicado en la región del Zócalo, es parte de la antigua ciudad de Tenochtitlán, que fue la capital del Imperio Azteca hasta la llegada de los colonizadores españoles. Al lado del templo se puede visitar también el Museo del Templo Mayor, que guarda varias reliquias encontradas durante las excavaciones. El museo abre de martes a domingo, de 9: 00 a 5: 00.

Otro interesante paseo es explorar el majestuoso edificio de estilo Art Nouveau en mármol blanco de Carrara, El Mayor Teatro de ópera del país. Construido inicialmente para conmemorar el centenario de la independencia mexicana, el Palacio de Bellas Artes tiene una agenda cultural intensa, con presentaciones de ópera, teatro, dramaturgia y danza.

El espacio alberga dos museos: el Museo del Palacio de Bellas Artes, situado en el segundo y tercer piso, que alberga obras de artistas nacionales y exposiciones temporales y el Museo Nacional de Arquitectura. En la sala principal, es imposible no notar el inmenso tazón de cristal de la casa Tiffany de Nueva York.

Muy cerca del Palacio está la Torre Latinoamericana, que data de la construcción de mediados del siglo XX, siendo el primer rascacielos de la ciudad de México. Con más de 180 metros de altura, la construcción está localizada en una zona sísmica de alta actividad. En un tour histórico por la ciudad de México, El Museo Nacional de Antropología rescata el pasado de la rica civilización precolombina que habitó América del Norte-Los Mayas y los aztecas son sólo dos de esos pueblos. Visitado anualmente por miles de turistas de todo el mundo, puede considerarse uno de los principales museos de América.

La Catedral

La Catedral de la capital mexicana es la principal de la ciudad y una de las más antiguas del continente, siendo uno de los símbolos del dominio español, que se construyó para superponer los templos aztecas. Tomó más de 200 años que la Iglesia estuviera lista, así que es posible encontrar varios estilos arquitectónicos, como barroco, renacentista, neoclásico y otros. La entrada es gratuita, pero hay que recordar que es un lugar sagrado, así que es recomendable no usar pantalones cortos, escotes, gorras y sombreros. Y por supuesto, nada de fotos con flash.

Al norte de la ciudad, el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe es considerado uno de los templos católicos más grandes del mundo. El lugar alberga varias iglesias y capillas, incluida la antigua basílica, finalizada en el año 1709, y la nueva de la década de 1970. También hay un museo con un gran acervo de reliquias culturales y artísticas de la Virgen de Guadalupe. Las visitas guiadas son diarias y gratuitas y se programan con antelación. La duración es de 1: 30.

Canales de Xochimilco

Ubicados en el sur de la capital, los canales de Xochimilco reúnen, los fines de semana y festivos, a una gran cantidad de turistas y también mexicanos que llevan a sus familias a fraternizar o simplemente disfrutar del día. El paseo es alquilar una de las “trajineras”, los barquitos coloridos y adornados con capacidad para unas 20 personas. A lo largo del recorrido, que puede durar una hora o todo el día, el viajero puede experimentar la cocina local, comprar souvenires e incluso flores de los vendedores flotantes. Para que el paseo sea aún más divertido, es posible contratar una presentación de mariachis o contadores de historias. En 1987, Xochimilco fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Ciudad de México: jardines de Xochimilco

Casa-museo de Frida Kalho

Conocido popularmente como “Casa Azul”, es uno de los museos más populares de la capital mexicana, con cerca de 25.000 visitantes al mes. Ubicado en Coyocán, uno de los barrios más hermosos y antiguos de la ciudad, el museo fue la casa donde nació, vivió y murió Frida Kahlo, la artista plástica más importante del país. El Museo-casa revela al visitante todo el universo íntimo y la personalidad de Frida, a través de un conjunto completo de fotos, obras, autorretratos y objetos personales.

Dentro del museo está prohibido tomar fotos, sólo se permite si el visitante compra una autorización en la taquilla. ¡Y por supuesto, nada de flash! El museo abre todos los días, excepto los lunes, de 10: 00 a 5: 45. Los miércoles abre una hora más tarde, a las 11: 00. El boleto entero cuesta 80 pesos mexicanos (unos 7 dólares).

Ciudad de México: Casa de Frida Kalho

Bosque y Castillo de Chapultepec

El bosque de Chapultepec es el mayor y más antiguo parque urbano de las Américas y llega a recibir 16 millones de visitantes al año y 220.000 cada fin de semana. Con lagos, jardines, monumentos y caminos arbolados, es uno de los lugares más encantadores y tranquilos de la metrópolis mexicana.

En el centro del bosque, en lo alto, está localizado el Castillo de Chapultepec, el primero del estilo construido en el continente americano. De él, es posible admirar toda la belleza de la vista del horizonte de Ciudad de México. En las instalaciones del castillo se encuentra el Museo Nacional de historia, que presenta un acervo con más de 65.000 piezas de gran valor histórico y cultural.

En el bosque es posible visitar el Zoológico de Chapultepec, el Jardín Botánico y otros museos, como el de Arte Moderno y Rufino Tamayo, uno de los grandes artistas mexicanos. La mayoría de las atracciones se encuentran en la primera parte del bosque, muy cerca del Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la capital. Al otro lado de la vía, no deje de visitar el Museo de Antropología con obras arqueológicas y antropológicas de las culturas precolombinas de México.

Pirámides de Teotihuacán

Las pirámides del sitio arqueológico de Teotihuacán son una buena atracción en las afueras de la ciudad. A una distancia de 50 km de la capital mexicana, fue uno de los epicentros ceremoniales más importantes de América precolombina. Prepare el acondicionamiento físico: el viajero está autorizado a subir los sufribles escalones de las pirámides del Sol y de la Luna, en el lado opuesto. Desde arriba, es posible tomar increíbles fotos panorámicas de todo el sitio arqueológico. Para llegar a Teotihuacán puedes contratar un tour o ir por tu cuenta, tomando el metro hasta la Estación Autobuses del Norte, donde funciona una terminal de carretera. Adentro, busca el sector 8, donde se venden los pasajes de autobús a las pirámides.

Pirámides de Teotihuacán: qué ver en Ciudad de México

La gastronomía va más allá de los tacos

Un país lleno de cultura e historia refleja eso en su gastronomía. Todo es muy templado, colorido y sabroso. La mayor parte de los alimentos se hacen a base de maíz – México es uno de los mayores productores de maíz del mundo – frijoles y chile, el pimentón que da un toque diferente a los platos.

Entre tortillas, tacos y guacamole, es posible encontrar cazón, tamales y otros deliciosos y tradicionales manjares. Los puestos de comida callejera ofrecen desde tripas a insectos: para aquellos que tienen coraje y voluntad vale la pena intentarlo. Por supuesto, el visitante va a encontrar los famosos tacos con varios tipos de rellenos para complementar la comida.

En el centro histórico, principalmente en la región de Zócalo, es donde se produce la mayor concentración de restaurantes de la ciudad, que ofrecen un menú variado de opciones y precios.

El Balcón del Zócalo, además de ofrecer una hermosa visión sobre la Plaza de la Constitución, tiene un menú que mezcla lo mejor de la comida tradicional con un poquito de la cocina contemporánea.

Barrio de Polanco

En Polanco, que es sin duda uno de los barrios más sofisticados y exclusivos de la capital mexicana, el visitante encontrará los restaurantes Biko y Pujol, que figuran entre los 50 mejores restaurantes del mundo. Si tiene la oportunidad, no deje de hacer una reserva en los galardonados restaurantes del barrio.

Ciudad de México:

Además, en la Avenida Presidente Masarik, están las principales tiendas de marcas de la ciudad, como Gucci, Louis Vuitton y Cartier. Cerca de allí, está localizado el edificio futurista del Museo Soumaya, que posee un acervo de más de 60.000 piezas, que van desde el siglo XV hasta la actualidad.

Espero que te haya gustado nuestra guía de la Ciudad de México y te sirva para planear tu viaje a este país deslumbrante. !Bienvenidos a México!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 9 Promedio: 4.4)

Deja una respuesta