Costa Brava

Costa Brava en España: 8 lugares con encanto

La Costa Brava es un destino perfecto para vacacionar. Está ubicada en la provincia de Cataluña, al noreste de España. Este bello destino tiene muchas cosas para experimentar: playas de acantilados rocosos, el legado de Salvador Dalí, la gastronomía y muchos rincones para recorrer. En este artículo te damos algunos consejos para que tengas una óptima estadía en la Costa Brava.

Conoce el pueblo de Blanes

Blanes debería estar en el itinerario de cualquier turista. Sus playas rocosas y arenosas son hermosas y es una ciudad tranquila perfecta para pasar un fin de semana. El afloramiento rocoso de Sa Palomera marca el inicio o el final de la Costa Brava y ofrece hermosas vistas de toda la costa.

Recorre el sendero costero

El Paseo Costero de la Costa Brava recorre alrededor de 200 kilómetros desde Port Bou, casi en la frontera con Francia, hasta Blanes. Es un viaje ideal para realizar en coche, admirando playas, acantilados rocosos y pueblos maravillosos como Lloret de Mar, Tossa del Mar, Empúries, Palafrugell, Roses, Cadaqués y l’Estartit. Si no tienes coche para recorrerlo, hay buenas combinaciones también con autobuses.

Visita las fortificaciones de Tossa de Mar

Tossa es uno de los pueblos más llamativos de la Costa Brava, con sus imponentes fortificaciones que incluyen murallas medievales y torres. Es ideal recorrerlas a primera hora de la mañana y también salir por la noche, cuando los restaurantes y bares cobran vida.  

Admira el Museo de Salvador Dalí en Figueres

Te recomiendo una visita guiada al Museo del famoso pintor Salvador Dalí, diseñado por él mismo. El museo está ambientado en un antiguo teatro de Figueres. Dalí está enterrado en una cripta bajo el antiguo escenario. Recorrer este museo increíble y admirar las distintas obras dentro del museo te dejarán sin aliento.

Come en uno de los restaurantes favoritos de Dalí

A tan sólo cinco minutos del Teatro Museo Dalí se encuentra el famoso Restaurante Durán, uno de los favoritos del pintor. También es un hotel y sus paredes están adornadas con dibujos que él realizó para el restaurante y fotografías de su juventud.

Este restaurante abrió en el año 1827 y conserva su decoración tradicional. Cuando entres retrocederás en el tiempo. La oferta gastronómica es tradicionalmente catalana y ofrece un menú diario que incluye tres platos por 22€, bebidas excluidas.

Visita Cadaqués                        

Luego de conocer el Museo Dalí querrás ir a Cadaqués, ubicada a poca distancia de Figueres. Es uno de los pueblos con más encanto de la Costa Brava, también conocida como “La Perla de la Costa Brava”. El famoso pintor vivió allí en su vida adulta. Recorre sus callecitas, la bahía y las playas de guijarros.

Prueba los restaurantes de Girona

Sin duda Girona está repleta de restaurantes para todos los gustos, que ofrecen platos tradicionales catalanes y cocina de fusión. Prueba Casa Marieta, un restaurante con más de 100 años de antigüedad en la Plaza de la Independencia. También recomendamos Indigo Restaurante en el Hotel Carlemany, para pobrar las tapas catalanas y deliciosos cócteles.

Si deseas un postre pasea por el casco antiguo y dirígete a Rocambolesc, una heladería al estilo de Willy Wonka con sabores deliciosos y coberturas únicas.

Descubre la casa de Dalí en Port Lligat

Dalí vivió en una casa de Port Lligat entre el año 1930-1982 hasta que su esposa Gala murió. Es una bella casa blanca con tejas y huevos en el techo, construida sobre la playa. Hoy se ha convertido en un famoso museo y se puede visitar pagando una entrada y accediendo en pequeños grupos cada diez minutos.

Related Articles