5 cosas que hacer en Oaxaca, México

Oaxaca es el nombre de un estado mexicano y de su capital. Un lugar rico en gastronomía, cultura, alegría y experiencias de turismo auténticas. Conozca sus principales atracciones en este post.

1. Admirar el templo Santo Domingo y el Museo de las culturas de Oaxaca

El templo de Santo Domingo es una de las atracciones más famosas de Oaxaca. Ubicado en el centro, esta construcción del siglo XVI nos impresionó mucho con su arquitectura barroca repleta de detalles, su interior completamente decorado con pinturas y artefactos en oro y su tamaño. Es posible visitarlo gratuitamente todos los días.

Acoplado al templo está el enorme Museo de las Culturas de Oaxaca, que funciona como ex-convento en Santo Domingo de Guzmán. Con un vasto acervo de piezas arqueológicas, históricas y etnográficas, el museo cuenta la historia del estado de manera didáctica. Su horario de funcionamiento es de 10 a 18:15 de martes a domingo y el costo de entrada es de 70 pesos.

No deje de pasar también por el Jardín Botánico, que está detrás del museo. La vegetación típica con cactus de diferentes tipos vale la visita.

2. Prueba la gastronomía local

Considerado una gran expresión de cultura y ascendencia local, la cocina oaxaqueña es famosa por sus sabores intensos. Algunos de sus platos principales incluyen: tlayuda (que se parece a una pizza, pero está hecho con masa de tortilla), exóticos chapulines (saltamontes fritos), el tasajo (carne seca con especias locales), el caldo nopales (hecho en base de cactus) y los diferentes moles (salsas picantes que acompañan a los diferentes tipos de carne).

3. Ver de cerca la belleza de Hierve el agua

A aproximadamente 70 km de Oaxaca, en San Lorenzo Albarradas está Hierve el Agua, punto turístico singular. Hierve el agua es un lugar donde hay dos cascadas petrificadas de 50 y 90 metros de altura en el borde de un valle montañoso.

Es posible adentrarse en pozos de agua naturales permeados por minerales petrificados, que están ubicados en la cima de una de las cascadas, al borde del precipicio. Es un paisaje que deja sin aliento.

El nombre del lugar se refiere al hecho de que algunos charcos de agua burbujean debido a una actividad subterránea.

4. Explorar las ruinas de Monte Albán

Las ruinas de Monte Albán pertenecen a la cultura zapoteca que habitó la zona en el período comprendido entre el año 500 aC a 800 dC, mucho antes de la conquista española que se produjo en 1520.

La zona arqueológica está formada por pirámides y plataformas que funcionaban como templos, observatorios y campos de juego. A través de estudios de sus construcciones se pudo descubrir las técnicas de arquitectura del pueblo zapoteco, sus habilidades artísticas en cerámica, metal y tela, así como entender mejor sus creencias religiosas y rituales.

Algunos lugares de interés son: Plaza de los Danzantes, el campo de Juego de Pelota y la Plataforma Sur, que es la pirámide principal, que en su parte superior revela una hermosa vista de las montañas y la propia zona arqueológica.

La distancia de las ruinas hasta la ciudad de Oaxaca es de 9 km. Es posible ir hasta allí desde el centro en taxi por aproximadamente 150 pesos o tomar un autobús por 30 pesos. La entrada de Monte Albán cuesta 70 pesos y da derecho a visitar también un museo allí situado.

5. Experimentar el mezcal

Siete estados de México producen una bebida llamada mezcal, un destilado a base de “Agave”, planta de la familia del cactus, especialmente presente en el país y parte de la EE.UU.

Uno de esos estados es Oaxaca, conocido por ser productor artesanal de la bebida. En las afueras de la capital (30 km) se encuentra Teolitlán del Valle, pequeña ciudad repleta de las llamadas “mezcalerías”, fábricas donde es posible no sólo comprar, sino también probar el destilado y recibir explicaciones de su proceso de producción.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.5)

Deja una respuesta